Proyecto Djehuty |Contexto Gerográfico

La Orilla Oriental: Tebas, Karnak y Luxor

Mapa de Tebas

Ubicación de Dra Abu el-Naga, zona de la excavación.

Tebas, la capital del IV nomo Alto Egipto, se extendía a lo largo de la ribera oriental del Nilo, en la región situada entre la actual Luxor y Karnak, unos 500 km. al sur de El Cairo. Los egipcios la llamaban Waset, la “Ciudad del Cetro”, y fueron los griegos los que la denominaron Tebas, nombre que ya utilizara Homero cuando hablaba de “Tebas la de las Cien Puertas”, refiriéndose no tanto a las puertas de la ciudad como a las impresionantes columnas del cercano templo de Karnak, el mayor de los construidos en Egipto en honor a Amón.

La posición geográfica de Tebas contribuyó en gran medida a su importancia histórica, ya que estaba cerca de Nubia y del desierto oriental, área rica en recursos minerales y surcada de rutas comerciales. En los comienzos de la historia egipcia, los gobernantes locales de Tebas llevaron a cabo una política de expansión activa, sobre todo en los Períodos Intermedios I y II. En el Reino Antiguo no fue más que una ciudad provinciana, aunque en el Reino Medio se afianzó como centro administrativo de la parte meridional del Alto Egipto. Su período de mayor esplendor llegó con la dinastía XVIII, cuando la ciudad se convirtió en la capital del país. Sus templos fueron los más importantes y ricos, mientras que las tumbas de la elite, ubicadas en la orilla occidental, fueron las más lujosas. Incluso a finales de la dinastía XVIII, cuando la residencia real y el centro político del país se trasladaron hacia el norte (El-Amarna, Menfis y Pi-Ramsés), los templos tebanos continuaron con su esplendor, los reyes continuaron siendo enterrados en el Valle de los Reyes, y la ciudad mantuvo su importancia administrativa. Durante el III Período Intermedio, Tebas, y su sacerdocio de Amón, representó la contrapartida de la monarquía de las dinastías XXI y XXII, que gobernaban desde Tanis, en el Delta. La influencia tebana terminó en el Período Tardío.

En la ribera occidental de río, al pie de la montaña tebana, se extendía la gran necrópolis real y civil de la capital. Los egipcios la denominaban Imentet en waset, “el Occidente de Tebas”. En esta zona estaban las tumbas de los reyes, de sus familiares y de los principales dignatarios, pero también era el lugar donde se celebraba el culto al rey vivo divinizado en los llamados “Templos de Millones de Años”.

 

El nombre de Karnak procede del poblado vecino de el-Karnak, y hace referencia a un complejo dominio de templos, capillas y otras construcciones que se edificaron dentro del recinto sagrado dedicado al dios Amón. También puede denominarse Ipet-swt “el Más Selecto de los Lugares”, que es el nombre que utilizaban los egipcios para referirse a él.

 

Templo de Karnak
Este complejo surge en el Reino Medio, cuando se comienzan a organizar grandes trabajos para el dios huésped, Amón (posteriormente bajo la forma sincretizada de Amón-Re), aunque parece que antes ya existían algunas estructuras de culto en el área. Muy particularmente desde comienzos de la dinastía XVIII, cuando el centro político y religioso de Egipto se traslada a Tebas, comienzan grandes obras para la divinidad en Karnak, se levantan templos a gran escala y se amplían o restauran las demás estructuras. Ello llevó al dominio de Amón y sus templos en Karnak a erigirse en la institución religiosa más relevante de Egipto.

Básicamente el complejo de Amón puede dividirse en tres grupos de estructuras, definidos principalmente por los muros de perímetro que forman un recinto y que rodean cada uno de los dominios. El mayor de estos recintos es el del templo de Karnak propiamente, el complejo dedicado al dios principal, Amón. El dominio septentrional pertenece al dios Montu, el dios local originario de Tebas, y el tercero, el recinto de Mut, queda al sur y enlaza con el recinto de Amón de Karnak a través de una avenida de esfinges con cabezas de carnero.

Además, unos canales conectaban los templos de Amón y de Montu con el río Nilo al oeste.

El recinto de Amón

Templo de KarnakEl gran recinto de Amón en forma de trapecio queda en el centro de la vasta superficie ocupada por los templos de Karnak. Las construcciones realizadas en el recinto siguen un doble eje, este-oeste y norte-sur. Además se suman alrededor de estos dos ejes y el templo principal un conjunto de templos menores, capillas y un lago sagrado.

En general, la disposición del gran templo puede describirse a través de una serie de pilonos o accesos que iban siendo construidos en diferentes épocas y que venían a sumarse a las estructuras adyacentes anteriores, complicando aún más la trama arquitectónica y espacial del recinto. Los pilonos IV y V son los más antiguos y fueron construidos por Tutmosis I; a partir de ellos se agrandó el templo, construyendo en dirección oeste y en dirección sur.

El primer pilono está precedido por un muelle que pone en contacto el recinto de Amón con la ribera del río Nilo. La forma actual procede las restauraciones de la dinastía XXV, con una avenida de esfinges con cabeza de carnero con el nombre de Pinedjem I. El patio que se abre a continuación tiene una triple capilla barco de Seti I, dedicadas a Amón, Mut y Khonsu. Un templo para las barcas sagradas de Ramsés III aparece en el lado sur del patio. El II pilono es obra de Horemheb casi con toda seguridad, y esta precedido por unas estatuas colosales de Ramsés II. Después aparece la sala hipóstila que es el área más impresionante de este complejo, con columnas en forma de papiro. El III pilono fue levantado por Amenhotep III, aunque el pórtico fue decorado por Seti I y Ramsés II. En este pilono encontramos una estructura para la celebración del festival Sed de Sesostris I.

Además había cuatro obeliscos para señalar la entrada, de Tutmosis I y Tutmosis III, aunque hoy en día sólo uno queda en pie. Entre los pilonos IV y V se conserva aun hoy en día la parte más antigua del templo. El patio central que queda tras el VI pilono presenta una estancia del templo conocida como el “jardín botánico”, por sus representaciones de plantas, pájaros y animales exóticos.

El otro eje hacia el sur se extendió con cuatro pilonos más. El VII pilono se conoce como el “patio sellado”, y fue allí donde a principios de este siglo se encontraron numerosas estatuas en un deposito secreto. Los pilonos IX y X se deben a Horemheb. Muchos “talatat” o bloques de construcciones de Amenhotep IV o Akenatón fueron reutilizados para estos pilonos.

Otros templos interesantes de este recinto sagrado son los de Khonsu, en el ángulo suroccidental del recinto, decorado por Ptolomeo III Evergetes I en época tardía, Pinedjem I, Herihor y varios ramésidas, el templo de la diosa hipopótamo Opet, al lado del anterior y decorado por varios monarcas, entre ellos, el propio Augusto, y otras capillas como las de Ptah de Tutmosis III, retocada por Shabaka y Tiberio, y una capilla de Osiris Heqadjet “soberano del tiempo” de Osorkón IV y Shebitku.

Templo de Karnak

El recinto de Montu

Este recinto es el más pequeño de los tres. Contiene el templo principal dedicado al dios Montu, algunas estructuras secundarias dedicadas al dios Kheper o la diosa Maat y un lago sagrado. El templo principal está precedido por un muelle que conecta con el río Nilo y una avenida de esfinges con cabezas humanas que lleva al templo desde el norte. El propilono fue construido por Ptolomeo III Evergetes I y IV Filopator, mientras que el templo principal es una creación de Amenofis III, aunque Taharqa realizó ciertas modificaciones en el plano del edificio.

El recinto de Mut

En el sector meridional podemos encontrar el templo de Mut, que está rodeado por un lago en forma de cuarto creciente, y de unas estructuras secundarias como el templo de Khonsupekrod, de la dinastía XVIII, y un templo de Ramsés III. El templo de Mut fue levantado por Amenhotep III, aunque el propio Ramsés III mandó construir un templo subsidiario para las barcas sagradas que salieran en procesión o para las demás barcas divinas que entrasen en el recinto de la señora de Tebas.

Templo de Karnak

 

Templo de Luxor

Templo de Luxor

El templo de Luxor es el monumento más al sur de todos los de la orilla este de Tebas, y estaba situado en el corazón del centro de Tebas, y, como el templo de Karnak, estaba dedicado al dios Amón o Amón-Re, aunque bajo una manifestación muy especial de esta divinidad, representado en color azul como dios celestial o como dios de la fertilidad itifálico. Esta divinidad recibía la visita de su homónimo de Karnak cada año en una procesión y festival que era celebrado por todos los habitantes de Tebas. El templo era denominado “el Opet del sur”, o “el lugar de la reclusión”, y su dios, Amenemope, “Amón de Opet”.

El templo parece ser un ejemplo de reestructuración y constante restauración de estructuras a partir de las estructuras originales. Estas estructuras primeras se construyeron sobre otras anteriores. Por ejemplo, sabemos que Hatshepsut construyó numerosas estructuras en este templo, pero la mayoría fueron desmontadas.

Dintel de la reina Hatshepsut reutilizado

Dintel de la reina Hatshepsut reutilizado

El dios Atum lleva de la mano a Alejandro Magno

El dios Atum lleva de la mano a Alejandro Magno

La estructura original del templo fue ordenada por Amenhotep III, el gran “rey-solar” de la XVIII dinastía. Este templo se construyó en dos etapas: en una primera etapa, Amenhotep III ordenó levantar un complejo edificio sobre una plataforma elevada, con salas que fueron decoradas y que formaron la parte más interna del recinto sagrado; en una segunda etapa, se produce la construcción de un patio peristilo abierto hacia el norte, así como una larga columnada al norte de éste. Sin embargo, durante el reinado del hijo de este rey, Akenatón, los trabajos de construcción en este templo se paralizaron, y no sería hasta la llegada de TutankAmon que no se restauraría el culto oficial al dios Amón de Tebas. El templo permaneció sin cambios hasta la llegada de Ramsés II, quien construyó un gran patio de columnas y un pilono en un nuevo eje abierto al este, hacia el templo principal de Amón de Karnak. La triple capilla para las barcas de Amón, Mut y Khonsu fue edificada también por Ramsés, en el lugar donde anteriormente Hatshepsut había construido una zona de paso. Posteriormente Shabaka en el Período Tardío construiría un kiosko con pilares, y Nectanebo I añadiría un patio abierto ante los pilonos de Ramsés II junto con numerosas estatuas de esfinges con cabezas humanas para la avenida de acceso. Finalmente se debe destacar que el propio Alejandro Magno ordenó renovar el templo con la construcción de una capilla interna para la barca del dios del templo. Posteriores usos del templo, como parte de un castrum o campamento romano o como zona de culto cristiano, pueden ser mencionados para finalizar con la importancia de este conjunto.