18 enero 2011

Ayer llegaron sin demasiados problemas siete más del equipo, así que esta mañana la mesa del desayuno parecía de una boda. Nos apretujamos en el combi y a las siete de la mañana estábamos todos en el yacimiento. Lo primero que hicimos fue prepara la cuadrícula del nuevo sector que hemos comenzado a excavar hoy. Joan ha ubicado con exactitud los vértices de la cuadrícula mediante la estación total. Angie y José Miguel han tomado dos grupos cada uno y, después del desayuno, hemos comenzado a excavar en dos áreas contiguas.

Sergio y Sole han descargado los pequeños HoBo que dejamos instalados al final de la campaña anterior y que han estado todo el año registrando datos sobre la temperatura y la humedad en distintos puntos de las tumbas, con el fin de conocer con precisión las variaciones dentro del monumento. Luego, han instalado unos nuevos que recogeremos el año que viene. Mientras tanto, Roxie Walker ha vuelto a montar su “consuta” en la jaima grande y ha comenzado a trabajar con los numerosos restos humanos hallados años atrás en el pozo UE 16 . Dentro de Djehuty, Andrés se ha reencontrado con los fragmentos de las paredes de Djehuty, y rápidamente le ha comenzado a pasar fragmentos a Nieves para su recolocación en la capilla del fondo. El nuevo fotógrafo de esta campaña, Jose Latova (alias “Pito”) ha estado estudiando cómo montar los railes para tomar fotografías de las paredes, incluyendo la cámara pintada.

El día de hoy ha sido un poco desapacible. Después de la lluvia de ayer por la noche, el cielo seguía nublado y en el yacimiento, debido a las esteras que colocamos en el exterior y que quedaron empapadas, olía a hierba mojada, olía casi, casi a Santander.