13 febrero 2005

Trabajo de campo

Hoy es el último día para María José y José Miguel. Ambos regresan a España mañana temprano. Como despedida, José Miguel ha tenido una grata sorpresa. En el debate sobre quién es el propietario de la tumba cuyo patio está excavando, hoy ha descubierto un fragmento de la jamba de entrada in situ, con el nombre del propietario inscrito: Baki. Si bien ahora sabemos que la tumba perteneció a Baki, cabe entonces preguntarse qué hacen los adobes de Nebamón colocados en uno de los muros laterales del patio y caídos por el suelo. ¿Fue en algún momento también Nebamón propietario de la tumba? ¿Acaso reutilizó años después la tumba de Baki? ¿O fue al revés?, que Baki reutilizó la tumba de Nebamón, y por eso la entrada no está tallada en la roca de la colina, sino que es de mampostería, con bloques de piedra traídos de otro lado y colocados cuidadosamente para componer una fachada aparente. Cuando excavemos su interior, en años venideros, tal vez encontremos entonces respuestas a algunas de estas cuestiones.

Ibrahim ha seguido descendiendo en el pozo de Hery. A una profundidad de 1,60 m. se abre un nicho en una de las paredes laterales. El nicho mide 1,30 x 1,00 y 0,72 de m. de altura, está perfectamente tallado en la roca. Estaba lleno de escombros y sólo tenía dentro una vasija hecha pedazos. Llevamos excavado ya dos metros y medio y el pozo sigue bajando. Entre el relleno ha salido un fragmento de relieve de comienzos de la dinastía XVIII, con las figuras pintadas en amarillo. Una de las mujeres representadas se llama Ahmose y otra es calificada como “señora de la casa”.

En la zona de Gemma y Marga están saliendo a la luz nuevas estructuras de adobe. Entre ellas ha salido un depósito de cerámica y un fragmento de una pequeña estela con el cartucho real del faraón Seti I. El estilo de las figuras y la inscripción que las acompaña es muy similar a muchas de las piezas de este tipo halladas en Deir el-Medina.

Trabajo de gabinete

Carlos y Juan han progresado mucho en el pozo de arriba de la colina. Ya estamos a menos de dos metros del techo de la tumba de Djehuty. Al final de la mañana han topado con unos bloques de piedra y mañana tratarán de averiguar de qué se trata.

María José ha hecho sus últimas fotos a las piezas de cerámica de esta campaña, ha rematado algunos dibujos y ha guardado dentro de la tumba de Nebamón/Baki las cajas con la cerámica que tenía almacenadas en la jaima. Hasta la campaña que viene.

Vida cotidiana